Locuras de enamorado

En El Quijote hay episodios tan divertidos como éste, que ofrecemos a nuestros lectores más jóvenes en versión adaptada:

En cuanto Don Quijote acabó la segunda carta, Sancho montó en su borrico para ponerse enseguida en camino, pero su amo le dijo que aguardase un momento:

–Espera, Sancho, que voy a darme unos cuantos cabezazos contra esas peñas para que puedas contarle a Dulcinea las locuras que hago por ella.

–No es necesario, señor, que yo le diré que se ha dado mil cabezazos contra una roca más dura que el diamante.

–Entonces espera al menos a que haga dos docenas de locuras.

–Le digo que no se moleste, señor.

Pero don Quijote no le hizo caso, sino que se quitó los calzones a toda prisa y comenzó a dar volteretas desnudo de cintura para abajo, enseñando cosas que Sancho habría preferido no ver. «¡Bien puedo jurar que mi amo está loco!», se dijo el buen escudero, y con ese pensamiento se puso en camino.

Don Quijote, de Miguel de Cervantes. Adaptación juvenil de Agustín Sánchez.

SIGNATURA: J CER don

Anuncios

3 thoughts on “Locuras de enamorado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s