Cantos de sirenas

Se denomina canto de sirena, según el DRAE, al discurso elaborado con palabras agradables y convincentes, pero que esconden alguna seducción o engaño. ¿Os habéis preguntado alguna vez el origen de esta expresión?

Para hallarlo, tenemos que acudir al canto XII de La Odisea, de Homero. Allí, se nos cuenta que las sirenas atraían con sus dulces cantos a los navegantes y les hacían perecer arrojándose al mar. Sin embargo, el héroe Odiseo (Ulises) se las ingenió para oír el canto de las sirenas y no morir ahogado: no os diremos cómo, para no estropearos el placer de descubrirlo vosotros mismos a través de la lectura.

Sí os comentaremos algo sobre el aspecto y naturaleza de las sirenas. Probablemente, todos os las imagináis como ya lo hiciera Tirso de Molina en el siglo XVII: “la mitad mujeres, peces la mitad”. Sin embargo, no las vieron así los antiguos. Homero no las describe, pero Ovidio las retrata como aves de plumaje rojizo y cara de virgen; y Apolonio de Rodas, dice de ellas que de medio cuerpo para arriba son mujeres, y de medio cuerpo para abajo, aves marinas.

Tampoco hay acuerdo sobre su naturaleza: para algunos, son ninfas; para otros, monstruos; y luego están los que las consideran demonios. En cualquier caso, son fascinantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s