El oso y el barón

Si te gustan los libros breves, con mucho humor y mucha aventura, éste es el tuyo.

En cierta ocasión me encontraba al anochecer en un bosque polaco y se me había acabado la pólvora. Me disponía a regresar a casa, cuando veo que me persigue un oso tremendo, que, con sus fauces abiertas, se abalanza sobre mí; en vano me palpo los bolsillos, buscando pólvora y plomo: no encuentro más que dos piedras de pedernal; tiro una con todas mis fuerzas a las fauces de la fiera, que se la traga. Revolviéndose con dolor, me da la espalda, ocasión que aprovecho para lanzar otra piedra a su trasero, con tal puntería que se le cuela para dentro, choca con la primera en el estómago, saltan chispas y se produce una terrible explosión que hace saltar al oso por los aires. De aquella me salvé, pero no me gustaría verme en otra ocasión tan comprometida, frente a un oso y sin mejores defensas que las que tenía aquel día.

El barón de Munchausen (1785), de Rudolf Erich Raspe.

SIGNATURA: N RAS bar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s