Cuentos de humor terroríficos

el-fantasma-de-canterville
Fotograma de la versión cinematográfica de 1944 de El fantasma de Canterville

Varios grupos de alumnos de 2º ciclo de ESO han leído una selección de cuentos de humor terroríficos. Son terroríficos porque tratan de fantasmas, momias, aparecidos, diablos, hombres sin cabeza… Pero son de humor porque más que asustar buscan hacer reír mediante la parodia de los clichés tradicionales de la narrativa fantástica de terror o mediante un final inesperado y macabro.

Los cuentos son: «El fantasma de Canterville», de Oscar Wilde, «El pie de la momia», de Théophile Gautier, «¿Dónde está mi cabeza», de Benito Pérez Galdós, «El espectro», de Emilia Pardo Bazán, «Un pacto con el diablo», de Juan José Arreola, «El ventanal abierto», de Saki, «Hombre del sur», de Roald Dahl, y «El arte mortífero», de Robert Bloch.

Nuestros alumnos de 4º B han elegido su relato favorito de la selección. Os resumimos lo que nos han contado.

Para María Oliveira e Ismael Romero, «El fantasma de Canterville», de Oscar Wilde, el más extenso de los relatos de la colección, es, a la vez, el más ameno. Ana Domínguez y Pablo Moreno destacan la capacidad del autor para mantener el suspense sobre qué pasará. Coincide con ellos Jorge García, al que le ha resultado muy intrigantes las manchas de sangre que aparecen en el castillo habitado por el fantasma. Para Alicia Domínguez, el cuento, aunque al principio parece de miedo, al final esconde una bonita historia de amor. Carlos García encuentra muy cómicos los esfuerzos inútiles del fantasma por asustar a la familia americana que se instala en el castillo. También Laura Jiménez, que se ha reído mucho con las travesuras de dos niños gemelos que aparecen en la historia. Jesús Núñez considera que el cuento engancha gracias a los toques de humor: es una historia muy entretenida y terminas simpatizando con los personajes. Este relato es también el favorito de Cristian Garrido y José Román, que valoran que el autor mezcle terror y humor. Rocío Borrero valora la moraleja de la historia: nunca es tarde para pedir perdón. Para David Ramos, la historia nos demuestra que el amor es más fuerte que la muerte.cuentos-de-humor-terrorificos

A Omaima Meklaa Khouya le gusta especialmente «Un pacto con el diablo», de Juan José Arreola, porque en ella el protagonista descubre que en la vida el dinero no es lo más importante, sino vivir la vida, humildemente, pero con la persona que quieres. Durante todo el relato se mantiene el suspense, motivo por el cual nos lo recomienda encarecidamente Valentín Silva.

Vito Beltrán se queda con «El pie de la momia», de Théophile Gautier: le parece muy bonito que un chico joven se enamore e incluso se quiera casar con una momia de varios miles de años.

Para Andrea Villarán, el mejor cuento de la selección es «El espectro», de Emilia Pardo Bazán: “Me hace sentir como si estuviera en la historia. Mientras lo vas leyendo, te dan ganas de seguir y  seguir”.

Paloma Barroso se queda con «¿Dónde está mi cabeza?», de Benito Pérez Galdós: un relato que hace reír porque “todas las cosas que pasan son incoherentes”: un hombre pierde su cabeza y, sin embargo, la busca ¡y no tiene ojos!, pide ayuda ¡y no tiene boca!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s