Libros y sonrisas para Anantapur

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hoy hemos inaugurado nuestro Mercadillo Solidario de Libros Usados en favor del proyecto Bibliobús Anantapur. Durante todos los recreos de la mañana y la tarde, el puesto ha estado muy concurrido y se han vendido muchos libros. El ambiente ha sido mágico. Mientras sonaban de fondo distintas canciones indias, seleccionadas con muchísimo gusto por Álvaro, nuestro jefe de actividades culturales y extraescolares, decenas de personas se amontonaban ante las mesas en busca de uno o varios libros, con los que contribuir económicamente con el proyecto. Se hablaba de preferencias lectoras, pero sobre todo de la suerte que suponía poder participar en una iniciativa solidaria que permitiera acercar a niños y niñas de la India al placer de la lectura. Estábamos rodeados de fotos de niños y niñas de Anantapur (gran selección de nuestro vice Carlos Feria) que, gracias a la labor de la Fundación Vicente Ferrer, ya habían podido saborear este regocijo. Son imágenes que, probablemente, siempre nos acompañen.

Los fondos que reunamos estos días servirán para enviar libros a Anantapur, pero también queríamos enviar algo más. Carlos García, con la ayuda de sus compañeros de 1º de Bachillerato de Tecnología Industrial, y de los profesores Cristóbal Velázquez y Ana Monroy, nos ha elaborado un marco con la forma de Bibliobús con el que hemos querido retratarnos y enviar, en forma de foto, un gesto de cariño y de reconocimiento a los niños, niñas y mujeres destinatarios de este proyecto. ¿Y qué mejor gesto que una sonrisa?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

#DíadelaBiblioteca #UnaBibliotecaES #EstoyenlaBiblio

Hoy se celebra el Día de la Biblioteca. En Twitter #DíadelaBiblioteca ha sido trending topic y han tenido mucho éxito un par de iniciativas: la del Observatorio del Libro, que, con la etiqueta #EstoyenlaBiblio, pretendía difundir imágenes de gente haciendo uso de una biblioteca; y la de la Biblioteca Nacional, que, con la etiqueta #UnaBibliotecaEs…, pretendía llenar Twitter de definiciones personales y subjetivas de lo que una biblioteca significa para sus usuarios.

Alumnos y profesores de La Orden han participado en estas iniciativas. Os invitamos a visitar las cuentas del instituto (@ieslaorden) y de su biblioteca (@bibliolaorden), donde hemos intentado retuitear todas sus intervenciones en la red.

Cultura para la transformación social

Cada vez falta menos para el martes, Día de la Biblioteca y día de la inauguración de nuestro mercadillo solidario de libros usados en beneficio del proyecto Bibliobús Anantapur. Para que conozcáis mejor esta iniciativa os presentamos este vídeo, publicado en el canal de YouTube de la Consejería de Cultura, que incluye una entrevista en Noticias 2 de Canal Sur a Silvia y Pilar, las impulsoras del programa.

Día de la Biblioteca

bibliosarajevoA finales de agosto de 1992, durante la Guerra de los Balcanes, la Biblioteca Nacional de Sarajevo fue incendiada a causa del fuego de artillería del ejército serbio-bosnio. El edificio no tenía valor estratégico ni importancia militar, pero constituía el gran símbolo de identidad de un pueblo; poseía unos dos millones de libros y miles de documentos y manuscritos de gran valor, conservados a lo largo de siglos tanto por musulmanes como por serbios ortodoxos, croatas católicos y judí­os.

Hoy se celebra la vigésima edición del Día de la Biblioteca, una celebración impulsada por la Asociación Española de Amigos del Libro Infantil y Juvenil, que conmemora precisamente la destrucción de esa biblioteca. Es un día para recordar que la biblioteca es un espacio de encuentro entre culturas diferentes, un espacio donde los lectores desarrollan su imaginación y amplían sus saberes, reconocen y aprenden a reconocerse en el otro, lo cual es la base de la convivencia.

Ledicia Costas y Elena Odriozola

Os presentamos el cartel y el pregón del Día de la Biblioteca. Las palabras pertenecen a Ledicia Costas, última ganadora del Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil. Las ilustraciones son de Elena Odriozola, Premio Nacional de Ilustración en 2015.

Una luciérnaga es una isla perdida en la noche más densa. Cien luciérnagas, una constelación misteriosa que marca el rumbo hacia otros universos. Así, con esa estrategia de luz, se organizan los libros que moran en las bibliotecas. Son caricias fosforescentes que incendian los sueños y recomponen los corazones grises hasta hacerlos recobrar su color rojo brillante. Cualquier individuo que padezca el síndrome del corazón gris, debería ponerse en manos de un experto y visitar una biblioteca. 

Día de la Biblioteca

Para escribir un libro, además de hacer malabarismos con las palabras hay que ser una desvergonzada o un loco. Un atrevido, una excéntrica descontrolada. Llevar un calcetín de lunares, otro de rayas y los pelos de punta. Una cresta como las que lucen las cacatúas sería un peinado muy interesante para un escritor. Solo las mentes más disparatadas son aptas para escribir libros. Pero para custodiarlos no es suficiente con tener un desajuste en los cables cerebrales. Es indispensable ser de fuera. Un extraterrestre. Las bibliotecas albergan seres con antenas giratorias, cerebros millométricos que memorizan títulos rebuscados, rimbombantes, campanudos. Las personas que custodian libros siempre me han parecido criaturas singulares. Están dotadas de extremidades retráctiles que estiran y estiran hasta alcanzar aquel volumen al que parecía imposible acceder. Y a continuación, como si nada, se recomponen y todo vuelve a su posición natural. Parecen seres humanos, pero a poco que los observes percibirás que no son de aquí. Una de las cosas que más me fascina de los bibliotecarios es su cerebro. ¡Me parecen tan listos! Los libros fabrican pensamientos. Pasar tantas horas dentro de una factoría de ideas es bueno para tener un corazón rojo y brillante y una cabeza repleta de planes fantásticos.

Alguien me ha contado que el 24 de octubre es el Día de la Biblioteca. Sería genial organizar una fiesta con confeti y pompas de jabón. Celebrarlo por todo lo alto. Me encantaría pipilangstrumpvestirme para tal ocasión como el personaje de algún libro, sentarme en la mesa de una biblioteca de la ciudad donde vivo y esperar a que fuesen a visitarme. En las bibliotecas puedes ser quien tú quieras. Desde Mary Poppins hasta Matilda. Atreyu, Drácula o incluso Pippilotta Viktualia Rullgardina Krusmynta Efraimsdotter Långstrump. Puedes ponerte botas de pelo, plumas, zancos y sombreros. Sombreros! Eso es! Imagino a una pequeña lectora acercándose a mí discretamente, atraída por los colores y formas de mi sombrero:

—Sombrerera loca, ¡qué fiesta más maravillosa! Sería tan amable de servirme una taza de té?

Yo se la serviría con mucho gusto, poniendo cara de mujer refinada, y luego ambas haríamos ruido al tragar. Sonaría algo parecido a glup glup glup. Y antes de que nos diese tiempo de romper a reír de forma desenfrenada, aparecería el bibliotecario, como surgido de la nada, que para eso poseen la facultad de materializarse delante de ti en el momento más inoportuno, y nos advertiría de que las bibliotecas no son merenderos. Hay que reconocer que son únicos custodiando tesoros. Extraterrestres con el corazón rojo y brillante. Qué cosa tan extraordinaria. ¡Feliz Día de la Biblioteca!

Recordamos a Cervantes y a Shakespeare

Este año hemos celebrado el día del libro a través de la realización de diferentes actividades. Algunos alumnos han realizado una lectura dramatizada de el Quijote en clase, otros han leído textos de diferentes obras de Shakespeare y los más pequeños han podido conocer a los personajes de la obra de Cervantes a través de un cómic, que han coloreado a la vez que conocían algunas de sus aventuras.

Por último, y con motivo del IV centenario del fallecimiento de Cervantes y de Shakespeare, se ha celebrado un concurso de marcapáginas, en el que han participado alumnos de 1er y 2º ciclo de la ESO. Los ganadores han sido Israel Conde Pineda, de 1º y Ruth Fuentes Fernández, de 4º. Ellos serán los que reciban un lote de libros como premio a su trabajo. Sus marcapáginas, junto con una selección de otros presentados al concurso, serán impresos para que los usuarios de la biblioteca de nuestro centro puedan disfrutar de ellos con cada uno de los libros que tomen prestados de ella.

¡Gracias a todos los alumnos que han participado y a los profesores que se han implicado con ellos para que pudieran presentar sus trabajos!

IMG_9182

De adicto a las redes a ratón de biblioteca

De esta manera -no creemos necesario traducir los eslóganes- ha lanzado la Biblioteca Pública de Milwaukee su campaña de promoción de la lectura. Se trata de captar usuarios entre los jóvenes que frecuentan las redes sociales como Facebook y Twitter, o canales como Youtube, pero que aún no han descubierto el placer de los libros. Original ¿verdad?