La novela, Barcelona y el Cervantes

eduardo-mendoza-w-550x550Es la noticia cultural del día. El novelista Eduardo Mendoza (1943) es el nuevo premio Cervantes. De las últimas nueve ediciones de este prestigioso premio, cinco han reconocido a autores españoles, un poeta (Caballero Bonald, en 2012) y cuatro novelistas (Juan Marsé, en 2008; Ana María Matute, en 2010; Juan Goytisolo, en 2014; y Eduardo Mendoza, en 2016). Curiosamente, los cuatro novelistas nacieron en Barcelona, entre 1925 (Matute) y 1943 (Mendoza), lo que podría considerarse como una prueba del carácter hegemónico de la Ciudad Condal en la narrativa española de la segunda mitad del siglo XX.

Algo tiene que tener Barcelona que produce tan buenos novelistas. El hecho de que muchos opten por expresar sus mundos imaginarios en lengua catalana no ha sido impedimento para que la producción narrativa en la lengua de Cervantes haya sido especialmente abundante y rica desde los años 50 hasta nuestros días (pensemos en otros autores más jóvenes como Enrique Vila-Matas).

Muchos de estos escritores han convertido a Barcelona en escenario la_verdad_sobre_el_caso_savolta-336991123-largehabitual de sus novelas. Mendoza es uno de ellos. Precisamente, su obra maestra, La ciudad de los prodigios, es un retrato vivo de la evolución de la ciudad entre las exposiciones universales de 1888 y 1929. También transcurre en Barcelona la acción de su primera novela, La verdad sobre el caso Savolta (1976), que tuvo una enorme importancia en la evolución de la narrativa española, al recuperar, después de una década de experimentos vanguardistas, el gusto por contar historias, por el humor, por la comunicación directa con los lectores.

Mendoza ha escrito siempre pensando en el placer de los lectores. No todas sus obras han sido bien recibidas por la crítica, pero difícilmente se puede decir de un libro suyo que no haya conquistado a una legión de lectores. En nuestra biblioteca, encontrarás cuatro títulos diferentes de Mendoza. En todos, predomina el humor y la parodia de la novela comercial, de género: recordemos que esta lección estaba ya en Cervantes, que se burló de las novelas de caballerías en su Quijote.

  • La verdad sobre el caso Savolta puede leerse como una caricatura de las novelas de gánsteres. Se centra en los años del pistolerismo, cuando los empresarios contrataban pistoleros y matones para cargarse a destacados sindicalistas.
  • El misterio de la cripta embrujada es una parodia de la novela policíaca tradicional, al sustituir al lúcido, reflexivo y cerebral detective clásico (pensemos en Sherlock Holmes o Poirot) por un demente.
  • Sin noticias de Gurb es una desternillante burla de las novelas fantásticas sobre extraterrestres. En ella un extraterrestre recorre la ciudad de Barcelona en busca de su compañero Gurb, que ha desaparecido tras adoptar la apariencia de una terrícola, la cantante Marta Sánchez.
  • Y El asombroso viaje de Pomponio Flato es una parodia de la novela histórica y de los mismos evangelios: una fantasía en la que un filósofo romano es contratado por un niño palestino, Jesús, para que investigue un asesinato del que se acusa a su padre, José.

Como veis, cuatro buenas oportunidades para pasarlo bien.

Arriba y abajo

teatro-clasico-griego

Hoy, nuestros alumnos del Bachillerato de Humanidades han acudido, acompañados de sus profesores de Latín y Griego y de Literatura Universal, Tomás Peláez y Paco García, a la Universidad de Huelva, a disfrutar de una doble sesión de teatro clásico: una tragedia (Antígona, de Sófocles) y una comedia (Los gemelos, de Plauto). Las dos obras han sido representadas, con extraordinario acierto, por el grupo de teatro Alezeia.

¿Con qué podríamos comparar la experiencia vivida por nuestros alumnos en su primer encuentro con el teatro clásico? Se nos ocurre que con un sube y baja, uno de esos balancines con lo que tantas veces habrán disfrutado en los parques infantiles cuando eran pequeños. Primero han sentido que se elevaban hacia alturas desconocidas: un mundo nunca visto, en el que predomina el rito, la poesía, las acciones y los sentimientos graves, el terror y la piedad; un mundo en el que se habla en verso, muchas veces a coro, con palabras profundas, sobre las grandes pasiones humanas y sobre conflictos que son eternos, de ayer y de hoy. Y después de vislumbrar ese mundo poblado por seres grandiosos que sucumben a un destino funesto por culpa de su soberbia y obstinación, han vuelto a verse a ras del suelo, sintiendo con agrado la tierra que pisan bajo sus pies, rodeados de nuevo por un mundo que reconocen, con gente que hablan su lenguaje, cantan canciones y cuentan chistes que les resultan familiares, y que, lejos de tener grandes ideales y sacrificarse por ellos, hacen escarnio de todo y, con espíritu gamberro, persiguen la satisfacción de su pasiones más bajas, las más apegadas a nuestra condición terrenal, llámense gula, codicia o lujuria.

Antígona trata sobre el conflicto entre la ley humana y la ley divina: Creonte, el nuevo rey de Tebas, prohíbe sepultar el cadáver de Polinices, como castigo ejemplar por traicionar a su patria; sin embargo, Antígona, hermana de Polinices, desobedece la disposición de Creonte y cumple con el rito religioso de darle sepultura, acción por la que será condenada a muerte. La incapacidad de Creonte y Antígona para comprender el punto de vista del otro, su obstinación y su falta de moderación y de reflexión, les conducirán a ellos y a sus seres más queridos a un trágico final.

20161129_122010-2

Los gemelos es una obra de enredo en la que el humor parte de las equivocaciones y de una serie de quid pro quo (tomar a alguien por otro) a que dan lugar dos hermanos gemelos que, por parecerse, hasta llevan el mismo nombre. El joven calavera, la matrona celosa, el criado glotón o la prostituta codiciosa son algunos de los personajes típicos de la escena romana que aparecen en esta obra. Con ellos, la comicidad está asegurada. Y con el inagotable ingenio verbal, la picaresca desbordante, la música y los efectos sonoros, las canciones y los bailes, la interacción con el público, la comedia se convierte en un espectáculo total.

universidad

Felicitamos calurosamente a los actores, el equipo técnico y la directora del espectáculo, por su versatilidad y por los buenos ratos que nos han hecho pasar. Y les damos las gracias por despertar el interés por el teatro clásico entre los jóvenes.

En la biblioteca contamos con una edición de las tragedias completas de Sófocles: además de Antígona, os recomendamos encarecidamente la lectura de Edipo rey y de Electra. También tenemos un par de obritas de Plauto: la Comedia de la olla, sobre un miserable avaro, y el Anfitrión, una parodia de los amores de Júpiter y Alcmena, que vuelve a explotar con éxito el recurso del quid pro quo. Si te apetece subir a las alturas de la tragedia griega o bajar al suelo de la comedia romana, no lo dudes: ven a la BLO a leer teatro clásico.

El top 10 de Luis Clauss

federico-luis-clauss

Hoy, en nuestra sección top 10, responde a nuestro cuestionario Federico Luis Clauss, profesor de Biología y Geología, y gran amante de la novela estadounidense contemporánea.

  • ¿Tu cuento preferido?

La verdad es que volver a mi infancia se me hace un mundo. Los cinco, de Enid Blyton… que yo recuerde. De cómics y tebeos, nada de nada.

  • ¿Qué libro no te cansas de leer y releer?

He releído Príncipes de Maine, reyes de Nueva Inglaterra, y La última noche en Twisted River, ambas de John Irving.

h¡`
“Las normas de la casa de la sidra”, adaptación al cine de “Príncipes de Maine, reyes de Nueva Inglaterra”, de John Irving
  • ¿Qué primera frase de un libro es tu favorita?

Hay tres que me gustan mucho.

el-periodista-deportivo“Me llamo Frank Bascombe, y soy periodista deportivo. Durante los últimos catorce años he vivido aquí, en el número 19 de Hoving Road, Haddam, New Jersey, en una gran casa estilo Tudor, que compré cuando le vendía un libro de relatos…”: es el comienzo de El periodista deportivo, de Richard Ford.

“Para empezar les hablaré de la señorita Frost. Si bien, cuento a todo el mundo que llegué a ser escritor porque leí cierta novela de Charles Dickens, a la formativa edad de quince años…”: inicio de Personas como yo, de John Irving.

“Primero contaré lo del atraco que cometieron nuestros padres. Y luego lo de los asesinatos, que vinieron después. El atraco es lo más importante ya que nos puso a mi hermana y a mí en las sendas que acabarían tomando nuestras vidas”: de Canadá, de Richard Ford.

  • ¿El libro que marcó tu infancia?

Mejor la adolescencia… Recuerdo con cariño las novelas de Isabel Allende, en especial La casa de los espíritus.

  • ¿La mejor película sobre un libro que has visto?

El jardinero fiel, basada en el libro homónimo de John Le Carré. Me pareció la película mucho mejor que el libro.

el-jardinero-fiel
Fotograma de “El jardinero fiel”
  • ¿Un autor o un libro que merecería ser más conocido o valorado?

el-club-de-lectura-del-final-de-tu-vidaHay un libro que me encantó de hace varias temporadas: Canciones de amor a quemarropa, de Nickolas Butler. También, El club de lectura del final de tu vida, de Will Schwalbe: es un diálogo entre madre e hijo en la sala de espera de la unidad de oncología del hospital Memorial Sloan-Kettering.

  • ¿Una obra maestra de la literatura que has sido incapaz de leer hasta el final?

Rayuela, de Julio Cortázar. ¡Me fue imposible!

  • ¿Tu librería favorita?

La librería Saltés de Huelva. Pequeña, acogedora, un espacio de sosiego, de paz. Siempre encuentras lo que buscas y te atienden estupendamente.

  • ¿A qué autor contemporáneo le otorgarías el Nobel?

Lo siento por Juan Vázquez, pero no a Bob Dylan (ja, ja, ja). Quizás sí se lo hubiera dado a Leonard Cohen.

Siempre digo que a Philip Roth. Es un autor norteamericano que siempre suena en las quinielas del Nobel. Indignación, Némesis, Elegía, Patrimonio, Los hechos, La mancha humana, Sale el espectro… ¡buena lectura!

También se lo concedería a Paul Auster: El palacio de la luna, La noche del oráculo, El libro de las ilusiones, Leviatán, etc.

  • ¿Autor del pasado con el que te encantaría compartir un café, irte de juerga o casarte?

Irme de juerga, con un buen amigo o amiga; casarme, con Dolores Redondo o Carlos Ruiz Zafón (ja, ja, ja), que seguro te sacan de pobre; y, compartir un café, con Antonio Muñoz Molina o Zygmunt Bauman..

Hombre pequeñito

Mañana se celebra el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Con ese motivo, nuestras alumnas de 2º E de Educación Infantil, bajo la dirección de su profesora Susana Mayo, coordinadora del proyecto de Coeducación del IES La Orden, y de Paco García, responsable de la biblioteca, han grabado este vídeo, a partir de un poema de Alfonsina Storni.

Tres son las ideas que hemos querido resaltar con el vídeo.

  1. La primera, que el hombre se empequeñece, se deshumaniza, cada vez que maltrata física o psicológicamente a una mujer. Que no puede haber comprensión ante el maltrato. Tolerancia cero.
  2. La segunda, manifestar nuestra empatía con las mujeres que sufren maltrato. Todas, todos, somos ese canario que sufre un encierro en contra de su voluntad. Su dolor es nuestro dolor.
  3. Y la tercera y última, señalar la salida. Es necesario que las mujeres maltratadas asuman su situación, y con coraje, digan “basta ya”, y rompan ese vínculo de dependencia con el maltratador.

Nuestras alumnas han finalizado el vídeo soltando su pelo, simbolizando con este gesto su deseo de contribuir a la liberación de las mujeres que sufren la lacra del maltrato.

Publicaremos este vídeo simultáneamente en los distintos espacios web del IES La Orden, con el fin de darle la mayor difusión.

Síndrome de Stendhal

01

Hoy nuestros alumnos de Historia del arte, acompañados de su profesor Luis Cuadrado, han acudido a la biblioteca a conocer nuestra colección de arte. Se han quedado asombrados por la gran calidad y variedad de nuestras enciclopedias y monografías sobre arte, por la exquisita belleza de sus ilustraciones. Sin necesidad de viajar a Florencia, han padecido, por un momento, el síndrome de Stendhal: había tanta hermosura junta en los libros expuestos, que sufrieron una conmoción y ¡se olvidaron del recreo! Les dedicamos este vídeo con imágenes de la exposición y su visita. Y como es el día de la música, ¡qué menos que disfrutarlas de la mano de un gran compositor como Vivaldi!

Libros vs. televisión

Algunos dicen que la tele es la “caja tonta”; otros la defienden diciendo que “una imagen vale más que mil palabras”. Lectura y televisión no tienen por qué estar reñidos, pero lo cierto es que el debate sobre la supremacía de una u otra es tan antiguo como la llegada de los televisores a los hogares. El texto de El principito que os ofrecimos ayer puede ser un buen argumento en favor de la lectura: el cordero imaginado es siempre superior al cordero contemplado. En todo caso, no somos neutrales: somos la biblioteca, y aunque también tenemos películas y audiovisuales, nos tiran más los libros. Os ofrecemos una selección de viñetas sobre el tema que hemos encontrado en internet. Ojalá os gusten y os hagan pensar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.